lunes, 27 de octubre de 2014

Anna Gavalda nos presenta a Billie





Billie

Billie y Franck provienen de mundos diferentes pero están unidos por la "diferencia" que la sociedad establece sin escrúpulos y ante la que siempre hay que luchar.  Eso es lo que, precisamente, hacen estos dos amigos (chico y chica) desde que se conocen en la adolescencia y lo que les lleva a tener y a mantener una amistad por encima de la vida y de la muerte.


La historia que nos presenta Anna Gavalda (París 1970) es maravillosa, entrañable y poética, y todo pese a lo especial que tiene su narrativa. Y es que se trata de un monólogo interior en el que se refleja fielmente los orígenes de Billie, su manera de hablar y de expresarse. 
Este tipo de escritura nos lleva a conocer más la personalidad de la protagonista y a entender el por qué de muchas de sus reacciones ante la sociedad.
Por otro lado, lo que nos cuenta, que es una historia de amor,  descubre la sensibilidad y bondad que posee.

Frank salvó a Billie hace tiempo y ahora Billie debe salvar a Frank. Pero no lo hace como un deber sino   por un sincero amor hacia su amigo.
Frank le ha abierto a Billie los ojos ante un mundo que desconocía y Billie le ha dicho las verdades a Frank y le ha bajado a su duro escenario, que ha aceptado sin criticar.

El relato de sus dos vidas, de cómo se unieron y salvaron, de cómo se separaron y volvieron a unirse, es contado por Billie para superar el miedo a que su amigo muera. 
La poesía entra cuando la joven mira al cielo y le cuenta a una estrella, antes de que desaparezca,  por qué debe salvar a Franck...


La verdad es que se trata de una historia preciosa, corta y profunda, en la que se cuela el poeta francés, Alfred de Musset con su obra "No se juega con el amor", y en la que Billie y Frank deben representar a  sus protagonistas, Camille y Perdican.

Al final, Camille y Perdican son la esencia de esta obra.

La Cuerda 3

sábado, 18 de octubre de 2014

Sukkwan Island: David Vann refleja su pesadilla interior





David Vann (Alaska, 1966) se desnuda en su novela Sukkan Island y muestra una pesadilla interior que sólo aquel que le conoce bien es capaz de reconocer en esta obra; dura y radical.

La novela empieza bien; un padre (Jim) convence a su hijo adolescente (Roy) para irse juntos durante todo un año a una isla desierta al sur de Alaska, a la que sólo se puede acceder en barco o hidroavión.
De esta forma tratarán de conocerse mejor, ya que  la separación de los padres, ha tenido como consecuencia el alejamiento entre ambos.

Han de construir juntos la cabaña, buscar alimentos para sobrevivir, enfrentarse a la climatología, ya que se trata de una isla con montañas escarpadas y bosques frondosos y húmedos... y sobre todo, enfrentarse a la soledad.

El argumento engancha. De pronto según se van desvelando las personalidades de cada protagonista, el lector empieza a sentir angustia ante las acciones irracionales del padre. Nos preguntamos qué está pasando, ¿porqué hace esto o lo otro? ¿porqué arriesga su vida de forma innecesaria? ¿porqué busca el peligro? ¿se ha vuelto loco?.
A partir de aquí, hay que indagar sobre el pasado de David Vann para entender el resto de la novela. En caso contrario, el lector pensará que es una mala obra y un argumento sin sentido. 

Llega un momento en que la novela se radicaliza hasta tal extremo que se vuelve irreal. Se torna muy dura y cruel. En esta parte es en la que aparece la "culpa" del autor, en la que muestra la pesadilla que le acompaña desde pequeño. 
Así, en el resto de la novela busca redimir esa culpa...y yo creo que lo  consigue.
Por eso,  el final es de los más poéticos que he leído. El final es un relato de imágenes de una vida. El final es un "Yo no tuve la culpa". El final es un regalo a su verdadero hijo.


Mi consejo es que investiguen, que indaguen sobre la vida real de David Vann porque les ayudará a comprender Sukkan Island, una obra que los críticos califican de "asfixiante" y "claustrofóbica".

La Cuerda 3




jueves, 2 de octubre de 2014

La fiesta de la insignificancia

Mi adorado Milan Kundera ha vuelto a salir a escena, con sus 84 años y con su nueva novela: La fiesta de la insignificancia.

Entré a la Casa del Libro, paseando, a curiosear y allí me lo encontré y por supuesto no lo dudé un momento, para bien o para mal, le soy fiel desde hace 20 años,  y eso que alguno de sus libros no cumplieron mis expectativas. El es el autor del libro que me cambió y eso le hace único, especial y me fidelizó.

Bueno, libro en mano comienzo la lectura, tan corta, en dos horas lo acabas y quieres más... En este libro no decepciona, he vuelto a encontrar al Kundera que me enamoró. Irónico y profundo.

Mezcla de novela y ensayo, escrito a modo de obra de teatro, con sus 7 actos, por los que desfilan 4 amigos como personajes desgrana temas profundos desde la pretendida ligereza y el tono de broma con que lo ha escrito, que hacen la lectura más fácil que otros de sus libros.

Me ha gustado como describe la inutilidad de ser brillante y como la insignificancia puede vencer a la brillantez, sobre todo si ambas son un poco impostadas, y la insignificancia es elegida.

La pérdida de la individualidad en esta sociedad que crea y quiere seres uniformes, está representada por el ombligo como nuevo poder de seducción, llegando a concluir que la individualidad es solo una ilusión.

Existen dos categorías de personas las que piden los que se sienten culpables y piden perdón, y los que hacen que los otros se sientan culpables, "él que pide perdón se declara culpable".

Encontramos una crítica al comunismo y la pérdida del humor que el miedo al poder provoca, a través de una anécdota sobre un ridículo relato que Stalin hace a cuatro colaboradores, donde ninguno es capaz de captar la broma, y esperan a estar solos para criticarlo.

Poco más que añadir, solo que lo lean y lo disfruten, de la más probablemente sea su última obra.

La cuerda 2


lunes, 4 de agosto de 2014

El expediente Navidson y el señor Johnny Truant

"Esto no es para ti."    J.T.


La casa de las hojas de Mark Z. Danielewski.

Considerada el evento literario del año y considerada por casi todos los críticos como la gran revolución de la novela nos llega este extraordinario experimento de Mark Danielewski. 

La novela es un tocho de mas de 700 páginas. Al ojearlo te sorprende mucho la estructura del libro. Hay páginas totalmente llenas de letras de diferentes tamaños, otras están casi vacías, solo con una frase o menos. Otras están escritas boca a bajo. Hay más de 400 notas a pie de página que ocupan la mitad del libro. En fin, te sorprende y te atemoriza al mismo tiempo. No estás seguro de lo que tienes entre manos y la pereza se puede imponer.


En realidad, no es tan difícil de leer. Son dos novelas en una y analiza un tema recurrente en la literatura, el libro que cambia o transforma al lector. 

Johnny Truant es un joven con una infancia complicada. En el momento de la narración trabaja en un salón de tatuaje y su ocupación principal es salir de fiesta con su colega Lude, tomar todo tipo de drogas y mantener la mayor cantidad de relaciones nocturnas sin compromiso. Por azar, cae en sus manos un manuscrito, "El expediente Navidson". Es un extraño documento que nos cuenta con sumo detalle una película de cine. La película es la historia de una casa donde vive uno de los más famosos fotógrafos contemporáneos. 

Las dos novelas se entremezclan. Para que no haya posibilidad de confundirse, la escritura es muy culta y los temas tratados son bastante complejos, cada novela está escrita en una letra diferente. Las notas a pie de página y otros documentos también tienen otro tipo de letra. 

La razón por la que algunas páginas están completamente llenas de letras y agobian y provocan rechazo y pereza en el lector y las otras casi vacías y con una sola frase o menos tienen un sentido. Pretenden provocar sentimientos o sensaciones al lector. Lo que al principio nos parece una frivolidad o un alarde técnico en realidad tiene sentido y, desde mi punto de vista, supone una aportación muy novedosa y de un gran virtuosismo.

La novela es muy interesante, está muy bien escrita y es una de las grandes novelas de estos últimos años. Es algo complicada y obliga al lector a un esfuerzo para adaptarse a la continua experimentación a la que nos somete el autor. Las dos narraciones están, no sé si a propósito, algo descompensadas. Mientras que "El expediente Navidson" es super interesante y te atrapa desde el principio, la historia del señor Truant es bastante más aburrida y en algunos casos nos suena a ya leído. Se anima bastante al final, quizá debido a la transformación que sufre a causa del libro. En definitiva, un buen libro para el verano. Es entretenido la mayor parte del tiempo y, sabiendo que deben tener paciencia con las partes más áridas, la recompensa es poder disfrutar de buena literatura.

El colgao

viernes, 18 de abril de 2014

Hoy empiezan nuestros CIEN AÑOS DE SOLEDAD.

...porque las estirpes condenadas a 100 años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.

Macondo, la ciudad-universo inventada por Gabriel Garcia Marquez y escenario en el que se desarrollan la  mayor parte de sus novelas, es destruida por un huracán de fuerza bíblica al final de la novela Cien años de soledad. Hoy el cataclismo es otro, pero igual de destructor. Gabriel Garcia Marquez, Gabo, ha muerto a los 87 años en México. La literatura en nuestro idioma pierde a uno de sus más grandes e influyentes escritores y a los lectores nos deja un poco más huerfanos. 

Como todos los grandes genios, su obra es inabarcable, con múltiples lecturas y relecturas. La primera obra que leí de Gabriel Garcia Marquez fue Cien años de soledad. Me la prestó una amiga en el instituto. Teníamos 16 años y nos gustaba leer. Me la leí en un fin de semana. Busqué todas las novelas y cuentos publicados por este escritor colombiano y en años posteriores esperaba ansioso su siguiente invento. He de confesar que no todas me gustaron y algunas me parecieron algo aburridas y repetitivas, aunque la mayoría siempre lograban hacerme sentir o pensar o trasladarme a lugares lejanos y mágicos llenos de imaginación. Me leí el grueso de su obra cuando era joven y sin duda cambió mi forma de mirar el mundo y la literatura. Teníamos un escritor singular y mayúsculo en nuestra lengua del que sentirnos orgullosos y, lo más importante, nos enseñaba el poder de nuestro idioma para poder transmitir y expresar sensaciones. 

He tenido la fortuna de releer alguna de sus novelas y algún cuento en estos últimos años. Me siguen pareciendo poderosos, precisos y luminosos. Alguna de las novelas son perfectas. Pero lo realmente significativo es que me sigue contando cosas sobre el mundo y sobre mi, y, siendo las mismas palabras que leía hace años, su significado era nuevo. La universalidad de las grandes obras maestras no es más que esto, la capacidad de hablar a cualquier ser humano, de cualquier condición y a cualquier edad, y descubrirle algo.

La vida de Gabriel Garcia Marquez es de sobra conocida y, en estos días, va a ser difundida en todos los medios de comunicación, lo mismo que su obra, por lo tanto no me voy  a extender en dar muchos datos. Solo me voy a permitir comentar un poco alguno de sus libros. Si no ha leído alguno de ellos no lo dude. Corra y hágase con ellos. No los lea seguidos y si puede evitarlo, no los lea del "tirón". 

Obras imprescindibles de un GIGANTE con mayúsculas.

Cien años de soledad.

Obra maestra de Garcia Marquez y de la literatura en castellano de todos los tiempos. Narra la historia de la familia Buendía. Es un culebrón. Hay amor, mucho, guerras, desengaños, sexo, traiciones, amistad, valentía... todo el universo humano con sus pasiones y perezas. Es imposible hacer un resumen o dar un esbozo de esta magnífica novela río llena de humor y drama, los componentes vitales la existencia humana. Léala o reléala. 

Tres novelas cortas:

  • Crónica de una muerte anunciada. "El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levanto a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en el que llegaba el obispo". Así empieza esta novela, sin esconder lo que, aunque parezca increíble, va a ocurrir, el asesinato de Santiago a manos de los hermanos Vicario. Un día intenso, en el que todo el pueblo sabe que los hermanos Vicario están buscando a Santiago para matarlo. Los acontecimientos se van sucediendo con precisión ante el asombro de los atónitos lectores que no podemos creer lo que sabemos va a ocurrir. Una novela perfecta.
  • Del amor y otros demonios. La aparición de un cráneo con una larga melena roja, de veintidós metros y doce centímetros, en la tumba de una iglesia es el origen de esta extraordinaria narración. Perteneció a una niña de doce años mordida por un perro rabioso y, según los criterios de la Iglesia, poseída por el demonio. Una vida trágica y muy dura que esconde un secreto. Esta niña conoció el amor. Corta, intensa y dramática, habla del amor y del egoísmo, del desamor y de la soledad. Imprescindible.
  • El coronel no tiene quien le escriba. Un veterano  de la guerra de los mil días se dirige cada viernes al puerto a ver si recibe alguna noticia sobre su pensión. Casi en la indigencia más absoluta, el coronel y su enferma esposa, intentan cada día sobrevivir. Su única posesión es un hermoso gallo de pelea, heredado de su difunto hijo. No les voy a contar lo que pasa, la novela se lee en una tarde. El final es absolutamente impactante. Después de tomar una decisión llevado por el orgullo su mujer le pregunta:

        Y mientras tanto qué comemos —preguntó, y agarró al coronel por el              cuello de la franela. Lo sacudió con energía—. Dime,¿ qué comemos ?

         El coronel necesitó setenta y cinco años —los setenta y cinco años de            su vida, minuto a minuto— para llegar a ese instante. Se sintió puro,              explícito, invencible, en el momento de responder.
         — Mierda.

Y el libro de cuentos:

La increíble y triste historia de la cándida Erendira y de su abuela desalmada.

El relato que da título a la recopilación de cuentos es el más largo  de todos los cuentos recogidos en el libro. La pobre Erendira es prostituída por su malvada abuela para mantener su nivel de vida. Fantásticos son también el relato "Un señor muy viejo con unas alas enormes" y  "El ahogado más hermoso del mundo". Mágicos, tiernos, duros, hermosos, con la duración exacta para ser pequeñas obras maestras. Con diferencia, al menos para mi, su mejor libro de relatos breves.


Tiene mucha más obra de altísima calidad. Novelas como "El amor en los tiempos del cólera" o "Memoria de mis putas tristes" y los libros de cuentos como  "Funerales de la Mama Grande" o "Doce cuentos peregrinos" son grandísimas obras de ficción, muy entretenidas y cimas de la literatura en castellano. Los relatos basados en hechos reales como "Noticias de un secuestro" o "Miguel Litín clandestino en Chile", sus libros sobre la literatura como "Me alquilo para soñar" o "Como se cuenta un cuento" y su extensa obra periodística le encumbran dentro de los grandes escritores cuya obra se escribió en el siglo XX. 

Gabo fue uno de los encargados de secuestrar la novela de Europa para transformarla en Sudamérica a base de imaginación y rigor literario. Los ojos del viejo continente se volvieron alucinados hacia esos  países llenos de sol pero sobrecogidos de dictadura y violencia y donde unos jóvenes se disponían a deslumbrar al mundo con su talento y su nueva forma de escribir. 
Hispanoamérica se hacía oír. Su voz todavía se escucha.

Su voz se escuchará siempre, maestro. 

El colgao