jueves, 12 de marzo de 2015

Tenemos que hablar de Kevin de Lionel Shriver




Impactante y dificil lectura. Absolutamente recomendable.

Tenía referencias de amigos que habían visto la película y me la habían recomendado, como no soy muy de pelis elegí la opción de la novela que se adapta mejor a mí.

Al empezar el libro, no esperaba encontrarme la historia contada a través de cartas que Eva, la madre de Kevin, escribe para el padre. Un acierto total en la forma de enfocar este libro, que en definitiva de los que nos habla es de sus sentimientos y de la forma en que ella ha vivido su maternidad y su relación con Kevin, con su padre y con su hermana.

Recorre su vida a través de estas cartas, contandonos su vida antes de Kevin, relación de pareja, trabajo, vida... como se vio un poco "arrastrada" a ser madre. Nace Kevin y ella busca dentro de sí misma ese sentimiento de amor inmenso que se supone que debe encontrar, ¿se ama desde el momento en que nacen o hay que aprender a amar a los hijos? Por su parte, envidia la capacidad de su marido para amar desde el minuto uno. El niño es un bebé difícil y "manipulador" desde el principio, y ella es absolutamente objetiva con la forma de ser de su hijo, y como su marido absolutamente indulgente con el niño no puede entenderla y esto crea un cisma entre la pareja. Si educar ya es tan complicado debe ser un infierno encontrarte con una pared que el padre de tus hijos, que lo que hace es juzgar tus sentimientos.

La capacidad de manipulación de Kevin es algo increíble, es frío, insensible, solitario y cruel. No es una cuestión de educación, nació así, lo que nos hace pensar lo difícil de enfrentarse a la educación y convivencia con un hijo "malo" o mejor sociópata. 

Leí un libro de una temática parecida pero menos intenso que este, El quinto hijo de Doris Lessing, que a pesar de ser más flojo también me impresionó bastante, y el fondo es similar, la madre es objetiva, el padre niega la realidad y tu vida se pone patas arribas ante una situación de tan difícil manejo y comprensión.

¿Como un adolescente se llega a convertir en asesino? ¿por qué la sociedad busca el origen de los actos de estos adolescentes en la relación con sus padres y en su educación? ¿podría Eva haber logrado que el desenlace de su historia y la de su hijo fuera otra? La verdad es que el libro hace pensar, hay capítulos (cartas) en que sientes la necesidad de cerrar el libro y tomarte un respiro, empatizas con esa madre y con sus sentimientos. Al fin y al cabo ver la crueldad y maldad de tu hijo desde niño, no poder corregirla, y luchar contra esto sin ningún apoyo por parte del padre, con una impotencia total, debe ser espantoso y sientes este espanto al leer estas cartas, sientes este espanto en cada página del libro. 

Si el libro en sí resulta duro, el final es totalmente demoledor, sin hacer spoiler puedo decir que aún al escribir esto se me saltan las lágrimas recreando la escena final....

Creo de verdad que hay que leerlo, son 616 páginas que te enganchan desde el principio, a pesar de conocer el desenlace casi desde el principio no puedes dejar de leer, y de adentrarte en los sentimientos y duras vivencias de esa madre que al final es la mayor víctima de su hijo Kevin.

Y ahora cedo el testigo a la cuerda 3, que también lo ha leído y ni lo hemos comentado, así que ya sabes completa esta entrada o haz una nueva que el libro da para eso, no?

La cuerda 2

lunes, 27 de octubre de 2014

Anna Gavalda nos presenta a Billie





Billie

Billie y Franck provienen de mundos diferentes pero están unidos por la "diferencia" que la sociedad establece sin escrúpulos y ante la que siempre hay que luchar.  Eso es lo que, precisamente, hacen estos dos amigos (chico y chica) desde que se conocen en la adolescencia y lo que les lleva a tener y a mantener una amistad por encima de la vida y de la muerte.


La historia que nos presenta Anna Gavalda (París 1970) es maravillosa, entrañable y poética, y todo pese a lo especial que tiene su narrativa. Y es que se trata de un monólogo interior en el que se refleja fielmente los orígenes de Billie, su manera de hablar y de expresarse. 
Este tipo de escritura nos lleva a conocer más la personalidad de la protagonista y a entender el por qué de muchas de sus reacciones ante la sociedad.
Por otro lado, lo que nos cuenta, que es una historia de amor,  descubre la sensibilidad y bondad que posee.

Frank salvó a Billie hace tiempo y ahora Billie debe salvar a Frank. Pero no lo hace como un deber sino   por un sincero amor hacia su amigo.
Frank le ha abierto a Billie los ojos ante un mundo que desconocía y Billie le ha dicho las verdades a Frank y le ha bajado a su duro escenario, que ha aceptado sin criticar.

El relato de sus dos vidas, de cómo se unieron y salvaron, de cómo se separaron y volvieron a unirse, es contado por Billie para superar el miedo a que su amigo muera. 
La poesía entra cuando la joven mira al cielo y le cuenta a una estrella, antes de que desaparezca,  por qué debe salvar a Franck...


La verdad es que se trata de una historia preciosa, corta y profunda, en la que se cuela el poeta francés, Alfred de Musset con su obra "No se juega con el amor", y en la que Billie y Frank deben representar a  sus protagonistas, Camille y Perdican.

Al final, Camille y Perdican son la esencia de esta obra.

La Cuerda 3

sábado, 18 de octubre de 2014

Sukkwan Island: David Vann refleja su pesadilla interior





David Vann (Alaska, 1966) se desnuda en su novela Sukkan Island y muestra una pesadilla interior que sólo aquel que le conoce bien es capaz de reconocer en esta obra; dura y radical.

La novela empieza bien; un padre (Jim) convence a su hijo adolescente (Roy) para irse juntos durante todo un año a una isla desierta al sur de Alaska, a la que sólo se puede acceder en barco o hidroavión.
De esta forma tratarán de conocerse mejor, ya que  la separación de los padres, ha tenido como consecuencia el alejamiento entre ambos.

Han de construir juntos la cabaña, buscar alimentos para sobrevivir, enfrentarse a la climatología, ya que se trata de una isla con montañas escarpadas y bosques frondosos y húmedos... y sobre todo, enfrentarse a la soledad.

El argumento engancha. De pronto según se van desvelando las personalidades de cada protagonista, el lector empieza a sentir angustia ante las acciones irracionales del padre. Nos preguntamos qué está pasando, ¿porqué hace esto o lo otro? ¿porqué arriesga su vida de forma innecesaria? ¿porqué busca el peligro? ¿se ha vuelto loco?.
A partir de aquí, hay que indagar sobre el pasado de David Vann para entender el resto de la novela. En caso contrario, el lector pensará que es una mala obra y un argumento sin sentido. 

Llega un momento en que la novela se radicaliza hasta tal extremo que se vuelve irreal. Se torna muy dura y cruel. En esta parte es en la que aparece la "culpa" del autor, en la que muestra la pesadilla que le acompaña desde pequeño. 
Así, en el resto de la novela busca redimir esa culpa...y yo creo que lo  consigue.
Por eso,  el final es de los más poéticos que he leído. El final es un relato de imágenes de una vida. El final es un "Yo no tuve la culpa". El final es un regalo a su verdadero hijo.


Mi consejo es que investiguen, que indaguen sobre la vida real de David Vann porque les ayudará a comprender Sukkan Island, una obra que los críticos califican de "asfixiante" y "claustrofóbica".

La Cuerda 3




jueves, 2 de octubre de 2014

La fiesta de la insignificancia

Mi adorado Milan Kundera ha vuelto a salir a escena, con sus 84 años y con su nueva novela: La fiesta de la insignificancia.

Entré a la Casa del Libro, paseando, a curiosear y allí me lo encontré y por supuesto no lo dudé un momento, para bien o para mal, le soy fiel desde hace 20 años,  y eso que alguno de sus libros no cumplieron mis expectativas. El es el autor del libro que me cambió y eso le hace único, especial y me fidelizó.

Bueno, libro en mano comienzo la lectura, tan corta, en dos horas lo acabas y quieres más... En este libro no decepciona, he vuelto a encontrar al Kundera que me enamoró. Irónico y profundo.

Mezcla de novela y ensayo, escrito a modo de obra de teatro, con sus 7 actos, por los que desfilan 4 amigos como personajes desgrana temas profundos desde la pretendida ligereza y el tono de broma con que lo ha escrito, que hacen la lectura más fácil que otros de sus libros.

Me ha gustado como describe la inutilidad de ser brillante y como la insignificancia puede vencer a la brillantez, sobre todo si ambas son un poco impostadas, y la insignificancia es elegida.

La pérdida de la individualidad en esta sociedad que crea y quiere seres uniformes, está representada por el ombligo como nuevo poder de seducción, llegando a concluir que la individualidad es solo una ilusión.

Existen dos categorías de personas las que piden los que se sienten culpables y piden perdón, y los que hacen que los otros se sientan culpables, "él que pide perdón se declara culpable".

Encontramos una crítica al comunismo y la pérdida del humor que el miedo al poder provoca, a través de una anécdota sobre un ridículo relato que Stalin hace a cuatro colaboradores, donde ninguno es capaz de captar la broma, y esperan a estar solos para criticarlo.

Poco más que añadir, solo que lo lean y lo disfruten, de la más probablemente sea su última obra.

La cuerda 2


lunes, 4 de agosto de 2014

El expediente Navidson y el señor Johnny Truant

"Esto no es para ti."    J.T.


La casa de las hojas de Mark Z. Danielewski.

Considerada el evento literario del año y considerada por casi todos los críticos como la gran revolución de la novela nos llega este extraordinario experimento de Mark Danielewski. 

La novela es un tocho de mas de 700 páginas. Al ojearlo te sorprende mucho la estructura del libro. Hay páginas totalmente llenas de letras de diferentes tamaños, otras están casi vacías, solo con una frase o menos. Otras están escritas boca a bajo. Hay más de 400 notas a pie de página que ocupan la mitad del libro. En fin, te sorprende y te atemoriza al mismo tiempo. No estás seguro de lo que tienes entre manos y la pereza se puede imponer.


En realidad, no es tan difícil de leer. Son dos novelas en una y analiza un tema recurrente en la literatura, el libro que cambia o transforma al lector. 

Johnny Truant es un joven con una infancia complicada. En el momento de la narración trabaja en un salón de tatuaje y su ocupación principal es salir de fiesta con su colega Lude, tomar todo tipo de drogas y mantener la mayor cantidad de relaciones nocturnas sin compromiso. Por azar, cae en sus manos un manuscrito, "El expediente Navidson". Es un extraño documento que nos cuenta con sumo detalle una película de cine. La película es la historia de una casa donde vive uno de los más famosos fotógrafos contemporáneos. 

Las dos novelas se entremezclan. Para que no haya posibilidad de confundirse, la escritura es muy culta y los temas tratados son bastante complejos, cada novela está escrita en una letra diferente. Las notas a pie de página y otros documentos también tienen otro tipo de letra. 

La razón por la que algunas páginas están completamente llenas de letras y agobian y provocan rechazo y pereza en el lector y las otras casi vacías y con una sola frase o menos tienen un sentido. Pretenden provocar sentimientos o sensaciones al lector. Lo que al principio nos parece una frivolidad o un alarde técnico en realidad tiene sentido y, desde mi punto de vista, supone una aportación muy novedosa y de un gran virtuosismo.

La novela es muy interesante, está muy bien escrita y es una de las grandes novelas de estos últimos años. Es algo complicada y obliga al lector a un esfuerzo para adaptarse a la continua experimentación a la que nos somete el autor. Las dos narraciones están, no sé si a propósito, algo descompensadas. Mientras que "El expediente Navidson" es super interesante y te atrapa desde el principio, la historia del señor Truant es bastante más aburrida y en algunos casos nos suena a ya leído. Se anima bastante al final, quizá debido a la transformación que sufre a causa del libro. En definitiva, un buen libro para el verano. Es entretenido la mayor parte del tiempo y, sabiendo que deben tener paciencia con las partes más áridas, la recompensa es poder disfrutar de buena literatura.

El colgao